20 de set de 2011

FLAMENCO 'SUDACA'

Bien es sabido por todos, o casi todos, que el origen del Flamenco primitivo se circunscribe a un área comprendida entre Sevilla (con sus pueblos vecinos, Morón, Lebrija, Utrera, etc.), Jerez de la Frontera y Cádiz con sus puertos de Sanlúcar y Santa María. Creo que en esto coinciden todos, o casi todos, los flamencólogos actuales.Lentamente pero sin pausa se ha ido extendiendo a través de los tiempos al resto de Andalucía y las comunidades vecinas hasta llegar a las grandes ciudades de Madrid y Barcelona. Desde los puertos andaluces comenzó su peregrinar por el mundo hasta llegar a las colonias españolas en América de la mano de inmigrantes, marineros, aventureros audaces, que junto a sus modestas guitarras traían sus cantes y bailes.En la España colonial, el flamenco transformó su aire, como no podía ser de otra manera, gracias a las melodías folklóricas locales y los ritmos que de África habían traído los negros esclavos que por ese entonces pululaban por ciudades y campos americanos. Así transformado, ese flamenco-americano regresó a sus orígenes, los puertos del Mediterráneo español y se lo denominó “Flamenco de Ida y Vuelta”, destacándose las Guajiras, Habaneras y Rumbas de Cuba y las Milongas y Vidalitas del Rió de la Plata.Este nuevo “aire” fue el primer aporte realizado por la América Hispana al arte Flamenco e hizo que se refrescara e incrementara el repertorio de los artistas de la península que por ese entonces, principios del siglo XX, se ganaban la vida en los recientemente aparecidos “Cafés Cantantes”, aunque fue tomado como un arte menor, una rama delgada y liviana apenas adherida al viejo tronco del árbol genealógico flamenco.Corrieron los tiempos y la tragedia de loa guerra civil española (1936-1939) obligó a innumerable cantidad de artistas flamencos a huir de sus tierras y ciudades desvastadas para poder continuar así con sus carreras artísticas.América fue nuevamente la receptora de esa corriente de Arte Flamenco siendo las ciudades de México D.F., Caracas y Buenos Aires las más agraciadas. Al término de la cruel guerra muchos de aquellos artistas regresaron a su patria, pero muchos otros se quedaron habiendo formado sus familias y atrapados por el ambiente flamenco que se había formado y las excelentes posibilidades de trabajo gracias a la afición por el Flamenco que había entre los emigrantes españoles y los pobladores locales llegando a competir, muchas veces con ventaja, con las músicas y folklores autóctonos.El natural paso del tiempo y la decadencia económica y social de los países americanos hizo que algunos de los ya muy mayores artistas volvieran a morir a su patria y otros, la mayoría, dejaran sus huesos aquí como una ofrenda a la tierra que los recibiera con los brazos abiertos, pero…..la semilla quedó plantada.Pasaran muchos años de decadencia donde solo llegaba alguna compañía flamenca con figuras de relieve o algún disco grabado en New York o Paris. La televisión pasaba alguna película de folklore andaluz de la era “Franquista”, pero del Flamenco “por derecho”, muy poco y nada. Aún así, la semilla comenzaba a germinar, y cantidad de academias comenzaban a proveer bailaores locales. Cantaores y tocaores eran requeridos por alguna figura que venía de España y formaba compañía en América, grupos locales actuaban por doquier. La escuela que habían iniciado los grandes maestros post-guerra civil comenzaba a dar sus frutos, nacía el “Flamenco Sudaca”.Llamado así con desdén por algunos flamencos españoles y luchando con la falta de información, falta de material grabado y escrito, falta de contacto con las fuentes del Flamenco, llegaron los años ´70 en que la historia dio otro vuelco, había llegado la era de las comunicaciones en gran escala, y llegaron los discos, los videos, las películas de Saura, los conciertos de Paco de Lucía y Camarón, las clases maestras de los bailaores que ahora sí venían a América y……. ¡todo cambió!El abismo cultural que existía entre el Flamenco de España y el “Sudaca” que era mucho mayor que el océano que nos separa se achicó, la moderna tecnología hizo que tuviéramos a quien imitar, pues en el arte como en la vida, se aprende imitando y según la cantidad y calidad de ejemplos que tengas a mano para imitar, así será el resultado de tu arte, siempre y cuando tengas el talento y la inteligencia para asimilarlo y el empeño en desarrollarlo a un estilo propio. ¿O tú te piensas que el arte viene con los genes o está en la sangre como algunos creen? A propósito, una vez tuve una discusión sobre este tema con un gran amigo y colega, gitano él, que insistía en aquello de la sangre, la herencia, el sitio de nacimiento, etc...Le dije yo: “Imagínate por ejemplo a un niño gitano nacido en una familia bien calé de un pueblo andaluz bien flamenco y que a los pocos mese de vida te lo llevas y se lo das para que lo críe a una familia del Altiplano Sudamericano, ¿Qué va a salir cantando el niño?, pues no tengas la menor duda que Takiraris, Bagualas y Carnavalitos!!El gitano me miró y aunque sin aceptar mi teoría, me dio a entender que había captado la idea.En lo personal tuve la fortuna de que mi madre, al poco tiempo de llegar de España, con cinco años me metiera en una academia de baile flamenco de mi barrio donde bailé siete años. Por allí pasaron todos los cantaores y tocaores que había en Buenos Aires en ese momento, y en ese ambiente me crié. Ahí conocí la guitarra y me hice artista flamenco, que si la academia hubiera sido de Tango, en este momento estaría tocando a Piazzola, ¡no te quepa la menor duda!El arte es universal, por lo tanto el Flamenco también lo es. Gracias a la globalización, (algo bueno tenía que tener), y a la actual tecnología, hoy podemos encontrar Flamenco y artistas flamencos de excelente nivel en los lugares mas insospechados del mundo y que ni siquiera saben hablar castellano. En mis continuos viajes alrededor del mundo con mi vieja Paulina, (mi guitarra), lo he podido corroborar.Así como las buenas guitarras antiguamente solo se hacían en España, (y solamente en Madrid, Sevilla o Barcelona), hoy se encuentran de igual o mejor calidad en países como Francia, Alemania, Inglaterra, EEUU, Japón, etc., y la de mayor fama y más costosa de las guitarras clásicas, en un pueblito llamado New South Wales de….¡¡¡Australia!!!En los albores del siglo XXI, orgullosamente podemos decir que gracias a la semilla plantada en nuestra gran América por aquellos grandes maestros del Flamenco que a ella vinieron y en ella dejaron su sangre, sus huesos y su arte, finalmente dió sus frutos y hoy en día aquí grabamos discos y videos, escribimos libros de partituras, damos conciertos en festivales de guitarra internacionales, damos talleres en distintos países del mundo, montamos temporadas teatrales y de vez en cuando mandamos algún representante para que triunfe en España como ha ocurrido en más de una oportunidad. Y no es cuestión de comparación, pues ¿Cómo podríamos compararnos con quienes nos llevan tanta ventaja en tradición, historia y en cantidad y calidad de arte y artistas?, ¡Por favor! La cuestión es que se valore un poco más el esfuerzo que hacemos ante tanta desventaja y que cuando un “flamenco sudaca” baile, cante o toque por Soleá, no nos miren por encima de hombro y podamos compartir juntos nuestra pasión y nuestro sentimiento común, ¡El Flamenco! 
 
FONTE: http://www.flamencoenargentina.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=566

A ARTE FLAMENCA


Por Andrea Souza

...É a recordação mais profunda de minha alma sobre um passado distante. Esquecida por minha mente desde meu novo surgimento. É tentar reencontrar essas lembranças perdidas através da música, do canto, da dança e dos ‘jaleos’. É o que faz sonhar. É viver com ‘dèjá vu’.
O flamenco é o que somos, uma mistura de raças e culturas. Onde pode ser interpretado o filme da vida, com seus altos e baixos, que pode ir da melancolia ao êxtase.
O flamenco é alma, é paixão. Fio mental que faz pulsar o coração, tão importante quanto o ar para os pulmões são seus cantos cheios de emoções. É a força inconsciente traduzindo sentimentos através de movimentos presos ao pensamento. É compreensão profunda de nosso íntimo, descobrir quem realmente somos e o que sentimos.
É boca calando para olhos cantarem. Corpo falando no silêncio das palavras de universo de movimentos formando frases, compondo ao fim uma incomensurável prosa.
Uma arte que não consiste em somente reproduzir o que está visível, mas sim, tornar visível o que está além.

24/08/2007

POESIA: FLAMENCO


Por Anacléa Cruz

Sua origem ninguém sabe.
Ninguém tem total certeza.
Foi formando-se ao longo dos anos
Neste baile de tanta beleza.
Carrega consigo cultural miscigenação
Daqueles que vivem na Península Ibérica
Foi a Espanha o centro, o coração,
E agora já se vão 200 anos de paixão.
Falam-se de ciganos, judeus e árabes
Aqueles que influenciaram o flamenco
Ciganos andaluces com suas danças e cantos populares
As gitanerias expressando dor e tristeza
A forma rítimica árabe, originando as sevilhanas e o sapateado.
Os judeus com seu canto litúrgico sinagogal
Completam a mistura e o emaranhado
Dessa arte que envolve o emocional
Foi em 1850, na parte baixa Andaluz,
Na Triana, Jerez e Cádiz,
Que se toma como certo o nascimento do cante
E a história dessa arte pode ser contada em si
Em Sevilha, surge a primeira academia.
Oferecia as melhores boleras
Com Manuel de La Barreta
Um verdadeiro espetáculo que só ali acontecia
Um século depois é a idade de ouro
Com os bailes e cafés cantantes,
Expandiram-se por outras cidades
Madri, toda Andaluzia, Barcelona e Levante
Soleares e alegrias, tangos e bulerias
São as pontas básicas dessa arte de magia
1910 foi expandida, massificada
Mas depois de 50 anos com a qualidade recuperada
O flamenco assim foi evoluindo
Surgem os tablados e as primeiras discografias
Surgem os livros, as ideias,
E um flamenco cheio de ousadia
Surge a influência de Paco de Lucía e seu violão
Piano, sax, baixo e flauta,
Novos instrumentos vão chegando
Causando revolução
Este é o flamenco
Arte de renovação, transformação.
Arte da mistura
De explosão. De emoção
É a arte de viver e sentir a vida
É o grito mais alto daqueles que a formaram
E o que conseguiram transformar sua dor
Em algo bonito e perpetuável.
26/02/2007